Durezas plantares o Hiperqueratosis plantares

Una hiperqueratosis o dureza es un engrosamiento de la piel, compuesto por células muertas, queratinizadas, descamadas, impactadas y distorsionadas, en zonas de fuerte roce, fricción o presión.

hiperqueratosis-523x273

Las zonas de más frecuente aparición:

En la planta o hiperqueratosis plantares: estas son las producidas por el resultado de una sobrecarga continuada, se dividen en puntuales y generalizadas.

En el talón o hiperqueratosis del talón: también son debidas a la sobrecarga o hiperapoyo del talón, por alteraciones o deformaciones del pie. sin embargo aquí el factor de falta de hidratación o anhidrosis, es una de las causas fundamentales de su aparición.

Lo que en un principio es simplemente un acumulo de queratina con el tiempo y el descuido puede transformarse en la formación de grietas, profundas y dolorosas de difícil curación.

Fases de las hiperqueratosis (durezas plantares):

Período de sensibilidad o fase de hiperqueratosis: simplemente es un engrosamiento de la epidermis, los dolores son poco acusados.

metatarsalgia
p4120100

Fases de las hiperqueratosis (durezas plantares):

Período doloroso o fase higroma: se constituye la bolsa serosa, además de la hiperqueratosis, superficial. Existen puntas corneas, (llamados clavos de forma coloquial, que progresan más profundamente) esta inflamación puede progresar, provocando intensos dolores. E incluso pueden progresar externamente y ser de consistencia petrea.

En diabéticos esta progresión puede ser de extrema gravedad.

papiloma-520x270

Diagnóstico diferencial:

Uno de los errores que con más frecuencia se cometen por profesionales sanitarios no podólogos, es confundir o no establecer un diagnóstico diferencial, entre lo que es un hiperqueratosis puntual por una sobrecarga metatarsal y un papiloma.

Esta confusión la sufre el paciente que hace un largo peregrinaje por diferentes especialistas hasta que acude al podólogo. Habrá que establecer también diagnóstico diferencial con otras lesiones dérmicas menos frecuentes.

Tratamiento:

En cuanto al tratamiento el más sencillo es la eliminación de la lesión hiperqueratósica o dureza, si bien previamente se debe haber hecho un estudio para ver cuales son las causas de dicha hiperqueratosis, pues estas pueden ser debidas a diferentes causas.

Si tras la realización de la quiropodia dicha lesión aparece muy rápidamente o sigue habiendo dolor, habrá que optar por otros tratamientos paliativos como la ortopodología o incluso tratamientos definitivos como la cirugía podológica.

podologo520x270
podologo520x270

La Prevención:

La falta de hidratación en pieles secas o con anhidrosis es uno de los motivos para que dicha capa cornea se acumule, formándose la hiperqueratosis.

Una hidratación diaria, con cremas con urea, un calzado cómodo y fisiológico, sin tacones superiores a cuatro centímetros, y el uso de calcetines o medias de algodón, lana o hilo son las mejores medidas preventivas.